Cuando utilizas el modelo Flipped Classroom en tus asignaturas ya no tiene sentido explicar, explicar y explicar… En vez de esto, cambias las explicaciones “para todos” por actividades de trabajo “activo”. En el caso que te cuento hoy, yo lo hago cuando estudiamos los tipos de división celular. Tengo la sensación de que, utilizando la rutina de pensamiento denominada “Compara y Contrasta”, el aprendizaje de mis alumnos es más efectivo y de mayor calidad.

Si quieres saber qué son las rutinas de pensamiento ,y otro ejemplo que yo utilizo en mis clases de Biología, entra en ESTE ENLACE (podrás descargarte también ahí los documentos necesarios para realizarla en tu aula)

En esta ocasión te explico una rutina de pensamiento que utilizo con mis alumnos de 15 años cuando estudiamos los diferentes tipos de división celular. Lo más interesante de esta rutina es que se puede aplicar para cualquier materia o nivel; solamente has de adaptarla al nivel de tus alumnos.

Las rutinas de pensamiento ayudan a consolidar los nuevos aprendizajes

¿Para qué sirve esta rutina?

Pues, principalmente, esta rutina permite al alumno (y al profesor) darse cuenta de cómo y por qué ha cambiado su pensamiento tras haber trabajado unos contenidos concretos.

¿Qué tipo de pensamiento fomenta?

  • Refleja cómo y por qué ha cambiado nuestro pensamiento.
  • Es útil para consolidar un nuevo aprendizaje conforme los alumnos identifican los nuevos entendimientos, opiniones y creencias.

¿Dónde, cuándo y cómo usarla?

  • Dónde: siempre que los pensamientos, pensamientos o creencias iniciales del alumno sean susceptibles de cambiar (como resultado de la información de la experiencia)
  • Cuándo: Después de leer información nueva, ver un vídeo, escuchar una explicación, realizar un experimento, participar en un debate…
  • Cómo: El alumno lo trabaja de manera individual y, posteriormente, con los compañeros. Yo utilizo la técnica de aprendizaje cooperativo denominada “1-2-4”: primero realizan la actividad individualmente, luego comparten su trabajo con una pareja (y lo reelaboran) y, por último, en grupos de 4 alumnos.

Por último, te dejo los documentos que he utilizado yo para trabajar esta rutina de pensamiento en mi asignatura de Biología, pues quizás te sirvan para que los adaptes a las asignaturas que tú impartes.

Son 2 documentos: la plantilla explicativa para que el profesor prepare cualquier contenido utilizando esta rutina, y un ejemplo de lo que ha escrito un alumno.