El 26 y 27 de octubre se celebró en Pamplona el Congreso “Comprensión para un mundo complejo” los investigadores de Project Zero de la Universidad de Harvard, nos enriquecieron con el Marco de Enseñanza para la Comprensión a través de diversos talleres y ponencias.

El Marco de Enseñanza para la Comprensión es un marco de pensamiento que organiza nuestras ideas, así como el marco de un visor da el enfoque y la dirección a nuestras composiciones al tomar fotografías. Un marco de pensamiento no define la respuesta que obtendremos, depende de nosotros poner el contenido dentro de él. Los marcos no son fórmulas como el algoritmo para la división. Más bien son catalizadores que nos estimulan a inventar respuestas.

El Marco de Enseñanza para la Comprensión es una visión de la educación que pone la comprensión en el centro de trabajo. Y ahí me caben las inteligencias múltiples, el aprendizaje cooperativo, etc.

Para trabajar según este marco tenemos que tener en cuenta 3 aspectos:

1- Ideas. ¿Qué es un tópico generativo y qué no lo es?

2-Revisar los contextos. Por no ser una metodología hay que estudiar los diferentes contextos.

3-La comprensión es la llave del pensamiento. Cómo puedo pasar de una idea a la acción.

El Marco de Enseñanza para la comprensión es un lienzo que cada profe tiene que diseñar, somos educadores que aprenden y queremos conseguir la comprensión para un mundo complejo.

Pero ¿qué es comprender?  Es la habilidad de pensar y actuar de manera flexible con aquello que se conoce. Porque la comprensión no se posee, es algo para utilizar, poner en funcionamiento y profundizar en la realidad.

David Perkins Co-Director del Project Zero de Harvar dice: “El aprendizaje para la comprensión consiste más en aprender a patinar que en aprender sobre el patinaje”. Si la educación no me transforma, no me sirve.

“El ser competente es el ser que comprende y el ser que comprende es el ser competente”. Maria Ximena Barrera.

¿Y cómo construimos la comprensión?

1-Cuando observamos de cerca y descubrimos qué hay allí. “¿Qué ves y notas?”

2-Cuando admiramos lo que vemos y hacemos preguntas. “¿Qué encuentras de misterioso o desafiante en ello?”

3-Cuando hacemos conexiones. “¿Cómo se relaciona esto con lo que ya sé?”.

4-Cuando consideramos diferentes puntos de vista. “¿Cuál sería otra perspectiva en este caso?”

5-Cuando construimos explicaciones e interpretaciones. “¿Qué está sucediendo realmente?

6-Cuando razonamos con evidencia. “¿En qué te basas para decir eso?

7-Cuando dejamos al descubierto la complejidad y vamos más allá. “¿Qué está por debajo de la superficie?”

8- Cuando capturamos el corazón y formamos conclusiones. “¿Cuál es la esencia de esto?”

Qué importante es diseñar buenas actividades para que se pueda construir la comprensión.

Qué importante es utilizar un lenguaje adecuado, que su forma de expresión de expresión es preguntar de una manera pensante, con preguntas abiertas, siempre dando lugar a la reflexión y a diferentes interpretaciones.

Hacer el pensamiento visible, no sólo el trabajo visible.

Utilizar dinámicas activas para las sesiones, pero respetando los tiempos para pensar.

En base al feedback de los alumnos cambiar el diseño de la sesión si es necesario para adaptarte a lo que necesitan.

Los nuevos aprendizaje son súper frágiles, por eso utilizar rutinas de pensamiento nos lleva a anclar el conocimiento, para que esos aprendizajes sean significativos.

“La comprensión es conocimiento conectado. Comprender es capturar el corazón y sacar conclusiones”. Esto llevará a nuestros alumnos a comprender el mundo que los rodea, porque van a necesitar adaptarse.

Menchu Garralón Blas