Un curso piloto desarrollado bajo el modelo flipped obtiene mejores resultados.

Traducido y adaptado de: http://www.emergingedtech.com/2015/03/flipped-classroom-pilot-results-fewer-dfw-grades/

Después de haber percibido la mejora en los datos que apoyan la eficacia del modelo flipped classroom a lo largo de 2012 y 2013, el Rector y CIO* en El Colegio de Westchester propuso un estudio más profundo teniendo como base un curso piloto. A lo largo de 2014, se empleó el FC en 2 secciones de 3 cursos diferentes en el Colegio de Westchester, en un esfuerzo por evaluar este modelo de aprendizaje. Las técnicas se aplicaron de forma limitada – el objetivo era que entre  el 30% y el 50% del material del curso sería entregado utilizando técnicas basadas en aprendizaje inverso.

Resultados alentadores

Los resultados se evaluaron de forma tanto cualitativa como cuantitativa. Se utilizó una encuesta para la evaluación cualitativa, y los estudiantes respondieron positivamente, con un 85%, indicando que les gustaba el enfoque y el 76% señalaron que el FC les ayudó a aprender mejor.

Las calificaciones finales se utilizaron como base para la evaluación cualitativa, y el resultado más positivo fue que los “Grados DFW” (grados de D, F, o suspenso) se produjo con una media del 14,5% es decir, con una menor frecuencia que en otros cursos en años anteriores.

Flipped-Learn-Better

El enfoque académico

Los docentes que fueron seleccionados para participar en el piloto estaban obligados a definir y documentar su enfoque a la utilización de técnicas de FC en los cursos seleccionados. Algunos optaron por emplearlo más o menos de cada dos semanas, mientras que otros lo hicieron en lecciones específicas, invirtiendo parte de una lección cada semana. Una variedad de materiales digitales de aprendizaje (videos, podcasts, documentos, herramientas basadas en la web) se distribuían  para ser trabajados fuera de la clase, junto con ejercicios en clase, proyectos, grupo de trabajo colaborativo y el trabajo en los laboratorios asignados, individualmente y en grupos. Este fue un cambio significativo a la utilización de las horas de clase para realizar actividades de aprendizaje más activas.

Dr. Christopher Nwosisi compartió algunas de sus motivaciones para aplicar el modelo en un curso de “Cisco Networking Basics“, señalando que “algunos estudiantes menos capaces tienen dificultades para comprender conceptos y no pueden seguir la lección como deberían, por ello,  los profesores tienen menos tiempo en la clase para el seguimiento del trabajo de los alumnos”. Bajo el modelo “parcialmente inverso”, las programaciones para cada dos semanas se han cambiado con objeto de incorporar el uso de videos y una conferencia en audio, junto con la participación requerida en un foro de discusión como un medio para ayudar a asegurar la participación de los estudiantes en el trabajo con los contenido de aprendizaje. Por ello,  el tiempo de clase puede dedicarse a dejar que los estudiantes completen las prácticas que son vitales para el desarrollo de una comprensión aplicada del contenido del curso. Los estudiantes realizaron el trabajo de laboratorio en grupos, de forma independiente, y / o con el profesor, en diferentes momentos, y de acuerdo a sus preferencias y necesidades.

En otro curso, Formación de Adultos en el lugar de trabajo, se propusieron como tareas de aprendizaje fuera de clase una mezcla de lecturas, videos y actividades interactivas atractivas como el “Longevity Game” (una herramienta de juego en línea que estima cuánto tiempo va a vivir) o un Mapa Interactivo sobre Longevidad. El profesor Alexa Ferreira señaló que este enfoque alentó y fomentó el uso de múltiples modalidades de enseñanza y dió a los estudiantes bastantes oportunidades para tener éxito en su aprendizaje.

Un informe completo sobre el piloto está disponible aquí.

* Full Disclosure: El propietario / autor de esta página web es el CIO en El Colegio de Westchester.