10 consejos para utilizar bien la tecnología en el aula. Resumimos estos 10… ¡pero seguro que a ti se te ocurren muchos más!

La tecnología es sólo una herramienta en el aula

No te dejes llevar por la herramienta, por interesante que sea. La herramienta sólo debe utilizarse al servicio del aprendizaje. Como el tiempo de instrucción es precioso, aprende a desarrollar actividades que se ajusten a la herramienta en su lugar.

La tecnología no puede reemplazar a una gran enseñanza

No importa lo interesante que sea la tecnología, un buen diseño didáctico eficaz siempre es necesario para atender a una amplia gama de estudiantes y estilos de aprendizaje.

Establece los objetivos de aprendizaje

Cuando trates de aprender más acerca de la tecnología, establece metas que sean realistas. No te pongas en una posición en la que te sientas abrumado y frustrado por la falta de experiencia en el uso de las TIC.

La diversidad tecnológica es parte del aprendizaje

Bienvenido al aula BYOD! Con tantos fabricantes de hardware y sistemas operativos, hay que animar a los estudiantes a descubrir respuestas a los problemas empleando sus propios dispositivos.

Diviértete y aprende de los demás

¡Siempre es sorprendente lo mucho que podemos aprender de nuestros estudiantes! Como nativos digitales, los estudiantes tienen experiencias y maneras de usar la tecnología que los adultos ni siquiera han imaginado.

Emplea recursos existentes utilizando BYOD

No disponer de suficiente tecnología para innovar es un problema real en nuestro sistema educativo. Trata de usar dispositivos personales como los smartphones o tablets para complementar la falta de tecnología disponible. Muchas aplicaciones están disponibles para complementar el software de escritorio.

Barato es bueno, libre es mejor

El precio de la tecnología sigue cayendo. Evita hacer compras costosas cuando las aplicaciones gratuitas y el software basado en la nube están disponibles. Los teléfonos inteligentes han bajado considerablemente en el precio, por lo que con WIFI gratuito, todo es posible…

Extiende el aprendizaje fuera del aula

Trata de adoptar las herramientas de los medios sociales (por ejemplo, Twitter) que nuestros estudiantes estén familiarizados. Permite que los estudiantes continúen las “conversaciones” fuera del aula usando herramientas basadas en la nube. Esto ayuda a aumentar la calidad de las ideas porque el estudiante está asumiendo la propiedad de su propio aprendizaje.

Si la tecnología falla, se paciente

¡Respira hondo y no te rindas! Hay una multitud de recursos en Internet y colegas que te pueden ayudar.

Comparte tu pasión y conocimiento

No seas tímido, y defiende tus ideas con otros. Esto puede lograrse mediante sesiones de conversación informal, reuniones de personal y comunidades profesionales de aprendizaje.