Twitter puede ser de gran ayuda al docente en muchas maneras. Es fácil encontrar ideas que nos ayuden a empezar a utilizarlo en clase; después de echar un vistazo aquí y allá, se nos ocurren algunas ideas para despertar inquietudes.

Por un lado, recordemos que los 140 caracteres presuponen capacidad de seleccionar y sintetizar  lo que verdaderamente es interesante. Crear un hashtag supone elegir un tema y crear una pequeña comunidad que está interesada en ese tema, posiblemente con ideas interesantes que aportar, además tiene la ventaja de que no es una conversación como tal, por lo que puedes hacer una aportación y ver la reacción de tu “grupo”, con ideas que lo mejoren, retweets o likes, lo que supone que puedes estar contribuyendo con cosas interesantes y que ayudan. No pasa nada si alguien te corrige, te lleva la contraria o no piensa como tu, porque eso también enseña. Lo ideal es buscar gente interesante de verdad a quien seguir y que de verdad sea enriquecedor.

aCuando se piensa en utilizar en clase, es importante enseñar a tus alumnos a utilizarlo de forma responsable y respetuosa. Puedes lanzar preguntas a tus alumnos, darles ideas, hacer sugerencias que les motiven a seguir aprendiendo. Puedes ser su guía desde casa. Puedes publicar sus cosas para que otros alumnos aprendan con ellos, motivación asegurada. Podrías mandarles por turnos pequeños resúmenes de la materia, o pedirles que aporten enlaces que amplíen el tema que se está trabajando. Podrían ser sabuesos que se informan de distintas noticias, por ejemplo, por grupos y retuitean  todo lo que consideren relevante acerca de “su tema” de forma que se vayan convirtiendo en “expertos” en este tema. Incluso podrían crear una cuenta de algún famoso, por ejemplo, inventor, investigar como llevó a cabo sus trabajos e ir twitteando sus descubrimientos y lo que han supuesto para el progreso.

Twitter puede ser un buen sistema de comunicación con las familias también, no para dar datos personales pero si para tener a los padres al corriente de lo que se hace en clase, presentaciones muy logradas, trabajos de clase especialmente llamativos, algo que les haga entrar en la clase por detrás y que les haga involucrarse en las tareas de sus hijos, esto de seguro hará que sus hijos se sientan más valorados.