En esta ocasión os voy a contar un par de ideas para que las reuniones con padres sean más atractivas y productivas, aplicando algunos de los elementos comunes del Flipped Classroom y que pueden ser utilizadas en estas reuniones rutinarias.

¿Cómo lo hacemos?

1º.- Busca un vídeo que sea motivador, intrigador o que pueda mover a los padres hacia alguno de los temas que quieres tratar con ellos.

2º.- Realiza un formulario de Google en el que insertes dicho vídeo y donde les planteas, de forma anónima unas preguntas sobre el tema a tratar.

3º.- Realiza el mismo formulario, con las mismas preguntas, pero sin vídeo, y haz que tus alumnos completen las preguntas, también de forma anónima. ¡Anímales a que contesten de forma sincera!

4º.- Envía el formulario para padres a los padres de tu clase, animándoles a entrar en la dinámica y a contestar con sinceridad dichas preguntas. ¡Házselo llegar con suficiente tiempo como para que puedan contestarlo antes de la reunión!

5º.- Utiliza los datos de las contestaciones de los padres y compáralos con las contestaciones de sus propios hijos…esto ayudará a trabajar mejor el tema que quieras abordar y sacarles de sus “nubes de ideas”, ya que muchas veces piensan una cosa…y la realidad es totalmente otra.

6º.- Realiza alguna dinámica en la reunión en la que los padres puedan debatir en pequeños grupos, llegar a conclusiones y ya que nos ponemos…¿por qué no utilizas alguna técnica cooperativa con ellos?

7º.- Continúa con tu reunión, según la tuvieras planteada.

Estoy seguro de que estos pequeños cambios harán que la asistencia a las reuniones crezca e incluso sean más concisas y más productivas que una típica reunión de padres donde el profesor expone sus “rollos” para que los padres se enteren de la información a transmitir.

Ya me contaréis, si os animáis, cómo os ha ido…por si acaso, os dejo un enlace a una lista de Youtube con algunos vídeos “para inquietar” que he utilizado.