Todos los que nos dedicamos a la educación, incluso aquellos que aún nos encontramos en el proceso de aprendizaje, sabemos lo importante que es el bienestar en el hogar y la cooperación entre familia y escuela para conseguir que los alumnos desarrollen su máximo potencial. ¿Por qué no usar  el modelo Flipped Classroom para conseguirlo?Captura de pantalla (3)

Aprovechando la oportunidad que me aporta el Trabajo de Fin de Grado, surgió la idea de crear un nuevo proyecto. Este es el comienzo de Padres anónimos, un proyecto experimental y aún en construcción basado en el modelo didáctico Flipped Classroom dirigido a las familias de los alumnos de Educación Infantil. Concede a las familias una oportunidad para conocer y aprender sobre los temas que les interesan sobre la educación de los alumnos en colaboración con los profesionales de los centros educativos y a estos últimos tener un mayor conocimiento de las necesidades de sus alumnos y sus familias.

¿Cómo participan las familias? Aportando ideas, sugerencias, mostrando su interés por determinados temas de contenido, compartiendo experiencias, viendo vídeos de contenido y realizando los cuestionarios y actividades prácticas que acompañen a este contenido.

¿Cómo participan los profesores? Principalmente buscando y/o construyendo vídeos de contenido, comprobando las respuestas de las familias, preparando tareas, administrando grupos de trabajo y compartiendo experiencias.

Las preguntas principales a resolver poco a poco a lo largo de los próximos meses en los que se desarrollará el trabajo son: ¿Se puede aplicar el modelo Flipped Classroom en la formación de padres y madres en Educación Infantil? ¿Qué ventajas e inconvenientes pueden existir? ¿Es necesario ser experto en las TICs para poder llevarlo a cabo o está al acceso de todo profesor con ganas y motivación? ¿Qué recursos hay a nuestro alcance, tanto técnicos como de contenido?