Para todos los que utilizamos vídeos como parte del proceso de aprendizaje de nuestros alumnos, son de gran ayuda herramientas de enriquecimiento de vídeos como EDpuzzle o Educanon, pero en esta ocasión no vamos a tratar sobre cómo utilizar estas herramientas, sino que vamos a profundizar en el fin de enriquecer nuestros vídeos con preguntas.

Cuando nos planteamos enriquecer con preguntas nuestros vídeos es muy importante tener un fin claro que ayude a nuestros alumnos a sacar el máximo partido del tiempo que dedican, por poco que sea, al trabajo de ese vídeo y que nos ayude a nosotros como profesores a tener datos, antes de nuestra clase, para poder plantear pequeñas modificaciones en nuestras clases para atender a las necesidades concretas del alumnado (Just in time teaching). Para ello es de gran ayuda seguir algunos de estos consejos:

  • Guía a tu alumno, mediante las preguntas, hacia lo esencial e importante de ese vídeo. No hagas preguntas sobre detalles o contenidos no fundamentales, si lo haces (sobre todo con alumnos más pequeños) les estarás confundiendo.
  • Utiliza preguntas durante el vídeo, no las dejes todas para el final…de este modo mantendrás la atención de tus alumnos y les resultará más fácil repetir esa parte concreta del vídeo para encontrar la respuesta a tu pregunta en caso de no saberla.
  • Añade anotaciones como “presta especialmente atención a esta parte del vídeo”, cuando lleguemos a lo más importante del vídeo.
  • Plantea preguntas que tengan relación con los primeros niveles de aprendizaje según la Taxonomía de Bloom: recordar, comprender y aplicar.
  • Al finalizar el vídeo, añade una pregunta en las que les preguntes cuál ha sido la parte más difícil de entender de ese vídeo (aunque la hayan entendido) y por qué (esto les ayuda a pensar sobre su proceso de aprendizaje y a ti te da ideas sobre cómo van evolucionando tus alumnos)
  • Añade otra pregunta en la que les plantees si tienen alguna pregunta urgente.

Siguiendo estos consejos, estaremos estructurando el conocimiento de nuestros alumnos y les estaremos guiando hacia un aprendizaje eficaz, que nos ayudará a fijar, en casa, los primeros pasos de los aprendizajes y podremos plantear en nuestras clases actividades de aprendizaje de orden superior: analizar, evaluar y crear.

Todo esto nos sirve para preparar a nuestros alumnos antes de llegar a clase, pero el arte de preguntar no se detiene ahí, sino que es fundamental saber cómo y qué preguntar en nuestras clases, planteando procesos de indagación, como podemos leer en esta entrada: ¿Le das importancia al “arte” de saber preguntar?