Cuando desarrollamos proyectos educativos en los que las TIC juegan un papel relevante,  siempre hay una “curva de implementación“. El reto, por supuesto, es reducir la curva lo más que pueda. Lo ideal sería que pudiéramos deshacernos de estas “curvas” y los “valles” de ejecución total, pero son una parte inevitable de la naturaleza humana. Esta curva puede reducirse si se  encuentran a  docentes que  asuman ciertos riesgos, para ellos,  estos riesgos constituyen desafíos.

 

curva