Pinterest es una herramienta estupenda para la clase, no sólo por permitir al profesor tener una serie de recursos de muchos tipos “a mano”, seleccionados a los que echar un vistazo cuando hace falta, sino también como herramienta de trabajo con los alumnos. Como cualquier otra plataforma, permite clasificar los recursos en tableros, lo cual nos permite hacer “unidades”, temas, proyectos, un sin fin de cosas que quedan a disposición del alumno.

Podemos pensar los recursos que utilizaremos en nuestra  clase, desde el vídeo que verán en casa, páginas con ideas para trabajar en el tópico, experimentos, juegos, actividades… Así, se trataría de un repositorio de actividades, lo cual los permite tener una oferta de recursos de distinta dificultad pensando en las características de nuestros alumnos, no sólo nivel o habilidades, sino también gustos o preferencias de aprendizaje. Este ejemplo de uso se desarrollaría de la siguiente forma:

Trabajaríamos con tableros que contienen un abanico de actividades que se presentan para que el alumno alcance unos objetivos concretos,  opciones de actividades individuales o en equipo con material a mano en el propio pin, o no, dependiendo del nivel de dificultad o los medios tecnológicos de los que disponemos. Buscamos que cada estudiante elija el recorrido que mejor le encaja a su forma de aprender.

Así, podríamos clasificar los tableros en niveles, pediremos a los estudiantes que trabajen una actividad de cada nivel a su elección; en cada tablero incluiríamos una oferta de actividades en las que se trabajan los mismos contenidos pero de formas distintas, entendiendo que  todas esas actividades cubren los mínimos que se requiere para pasar al siguiente nivel, tablero 2. En todos los casos, la oferta tiene en cuenta, pues: distintas preferencias de aprendizaje, niveles de complejidad, posibilidades diversas de acceso a otros medios, actividades de distinta duración, trabajo individual o en equipo, inteligencias diversas. La ventaja es que cada curso podemos ir ajustando, añadiendo o eliminando aquellas que no han funcionado.

Por otro lado, Pinterest es un sitio ideal para trabajar con nuestros estudiantes la curación de contenidos, animando así al sentido crítico y fomentando la síntesis de la página que recomiendan añadiendo una reseña.

Una opción más sería trabajar por equipos y pedir a los estudiantes que produzcan recursos que compartimos con otros grupos, trabajando la coevaluación y formando a los estudiantes en la utilización de rúbricas u otras formas de evaluación que aporten datos más completos y con otros puntos de vista distintos del del profesor.

Captura de pantalla 2016-05-12 a las 13.02.00