Flipped Learning para todos: del flipped “light” al flipped “heavy” Nivel 04

Flipped Learning para todos: del flipped “light” al flipped “heavy” Nivel 04

Expertos en Historia

El flipped classroom, como una estrategia de aprendizaje que necesita y facilita a la vez la utilización de metodologías activas, hace posible el desarrollo de las características propias del aprendizaje del siglo XXI: mayor personalización, más protagonismo y autonomía del alumnado, usar la tecnología de manera integrada y natural y no forzada en el aula e insertar el aprendizaje informal en el formal. Esto abre una serie de posibilidades enormes para aprovechar al máximo el tiempo en clase y para realizar actividades, tareas y proyectos impensables dentro de una dinámica de clase tradicional o convencional. Una de ellas es poder desarrollar estrategias de aprendizaje cooperativo como la del puzzle o de expertos que ahora desarrollaremos.

La actividad está pensada para el alumnado de 2º de bachillerato en la materia de Historia de España y puede utilizarse para cualquier tema del curso. La temporalización sería de dos semanas (seis clases), usando la primera semana para resolver dudas y hacer el documento de expertos y la segunda semana para la explicación en el grupo base y a la realización de vídeo final, que será el producto final evaluable. Los recursos necesarios son muy simples: dispositivos (ordenadores fijos o portátiles, móviles o tabletas) para buscar información, elaborar los documentos y los guiones y tuitear y aplicaciones móviles como VivaVídeo, Flipagram, Magisto o iMovie para montar el vídeo del grupo.

En primer lugar, el alumnado  visualiza el vídeo introductorio del tema (que hemos llamado “la previa”) y contesta un breve formulario de Drive sobre el mismo. El primer día de clase se debaten las dudas, se refuerzan aquellos aspectos que el profesor ha visto que han creado más dificultades de comprensión y se pasa a la actividad cooperativa. El alumnado se divide en grupos base de cuatro miembros y cada miembro del grupo base se hace “experto” de una parte del tema y cuando tenga la información (tienen autonomía para buscarla en internet) se reúne con los expertos sobre ese tema de los otros grupos base. En la reunión de expertos se hace una puesta en común y crean un documento compartido de su tema (documento de expertos) en Drive. Luego, vuelven a su grupo base y explican su parte, al igual que los otros miembros que eran expertos de otras partes del tema. Con las explicaciones, el grupo base elabora un guión colaborativo (guión de grupo) en Drive para hacer el vídeo final del tema. Además, durante el proceso, tuitean lo más importante con el hashtag #temaxtuit.

Como podemos observar, en esta actividad es mucho más destacable la metodología activa y el aprendizaje auténtico del alumnado que el uso de la tecnología que, en determinadas circunstancias, puede reducirse al mínimo; lo cual nos viene a recordar que lo importante para el aprendizaje del alumnado no es la tecnología, que no hay que ser un experto en las últimas novedades en aplicaciones y herramientas para poder desarrollar flipped classroom ni metodologías activas. Sólo hay que tener la decisión necesaria para poner en marcha la inversión y, sobre todo, la visión de que tenemos que darle a nuestro alumnado mayor autonomía y protagonismo en su aprendizaje y aprovechar al máximo el tiempo de aprendizaje en el aula.


Certificaciones Internacionales en Flipped Classroom


Libros recomendados sobre Flipped Classroom






Deja tu comentario

  Acepto la política de privacidad

tres × cuatro =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
DESCARGA LA REVISTA
FLIPPED CLASSROOM DE ESTE MES
CONSIGUE LA CERTIFICACIÓN
INTERNACIONAL EN FLIPPED LEARNING
DESCARGA LA REVISTA
FLIPPED CLASSROOM DE ESTE MES