Gracias a Mercedes Molina León, Profesora de Primaria del Colegio de Attendis Grazalema. El Puerto de Santa María por su aportación

Como profesora me preocupa no sólo la educación de mis alumnas, sino su formación y el desarrollo de su personalidad. Éste es uno de los grandes retos a los que nos enfrentamos los docentes en el   mundo actual: hacer que cada alumno desarrolle su potencial al máximo, capacitándose así para su actividad laboral y social en el futuro. Soy partidaria de que este reto se consigue cuando el profesor se convierte en facilitador, guía y supervisor de la actividad creativa del alumno, en definitiva; Ser útiles a los alumnosimage

Trabajo en el Puerto de Santa María en el colegio Grazalema del grupo Attendis. Imparto la asignatura de Lengua Española a alumnas de 5º de E.P. Para ellas, éste ha sido su primer año trabajando con  Ipad en todas sus asignaturas. Ha supuesto un cambio metodológico grande para ellas, sus padres y sus profesoras. El resultado ha sido satisfactorio, con vistas a mejorar la calidad del modelo de enseñanza-aprendizaje en las aulas y mejorar el modelo de trabajo de las alumnas en sus casas. Una de las muchas cosas que aprendí tras asistir al I Simposio Mobile Learning (Córdoba marzo. 2014) fue el concepto y la necesidad de implantar en el aula el Aprendizaje Cooperativo. Y aprendí allí cómo es posible adaptar el aprendizaje cooperativo al uso de nuevas tecnologías en el aula. Del Simposio salí con la necesidad de dar un giro a la metodología de mis clases. El primer reto fue cambiar la estructura física (los pupitres) de las alumnas para que tal aprendizaje fuera eficaz. Y así fue. Pasé de tener a mis alumnas trabajando en filas seguidas a hacer equipos de trabajo formado por parejas y grupos de 3, 4 alumnas.

Lo que más me sorprendió fue que desde el primer momento cambió en ellas el ritmo de trabajo, de interés, y experimenté cómo les atraía la idea de trabajar, en lo mismo de siempre, pero aprendiendo unas de otras.

Mi experiencia en el trabajo cooperativo en el aula es la siguiente: He seguido la estructura básica llamada 1,2,4: Dicha técnica se basa en que, dentro de un equipo base, primero cada alumna (1) piense cuál es la respuesta correcta a una pregunta o preguntas que ha planteado la profesora. En segundo lugar, se colocan de dos en dos (2), intercambian sus imagerespuestas y las comentan. Finalmente, en tercer lugar, todo el equipo (4), debe decidir cuál es la respuesta más adecuada a la pregunta o preguntas que se les ha planteado. Para realizar esta estructura, es necesario que la profesora vaya pautando un tiempo determinado para cada parte de la actividad, por ejemplo: 5 minutos en cada parte etc. Pujolás (2008).

 Con esta estructura hemos trabajado la comprensión lectora de textos buscando también las ideas principales, secundarias, elaborando el resumen del texto dado, o la redacción creativa de estructuras de textos: presentación, nudo, y desenlace.

Cada vez estoy más convencida de que el uso de grupos cooperativos en el aula son de gran eficacia a nivel cognitivo y de desarrollo de habilidades sociales. Los alumnos descubren su potencial de trabajo y creatividad que hace que ellos mismos se entusiasmen a la hora de colaborar por conseguir un objetivo común. Su trabajo en el aula es activo, intercambiando opiniones, construyendo por ellos mismos los conceptos que deben adquirir y van aprendiendo de los errores personales. Otro aspecto relevante del aprendizaje cooperativo es que el estudio en casa, va cobrando otra perspectiva; van asimilando los contenidos, preparando así las asignaturas con mayor entusiasmo ya que, al día siguiente, se enfrentarán de manera grupal, a nuevos retos en los que necesitarán volcar los conocimientos adquiridos tras su estudio individual. De esta manera, sí capacitamos a los alumnos para su actividad laboral y social en el futuro.