Si es esta tu primera visita a la página y eres de los que cree que los ambientes de aprendizaje activos ayudan a mejorar el rendimiento de los estudiantes y reducir el número de ellos que “no llegan a buen puerto”, seguramente coincidirás en que…

  1. Parece razonable emplear MENOS tiempo responder a las preguntas básicas y MÁS tiempo que participan en actividades y discusiones que logren las metas de aprendizaje a un nivel superior.
  2. Cuando los estudiantes se ayudan entre sí para explicarse conceptos, procesos, tareas… suelen emplear un lenguaje que tiene sentido entre ellos y se implican más en las actividades.
  3. Una selección de lecturas estructuradas, actividades y debates permiten a los estudiantes centrarse más tiempo en actividades de aprendizaje  de calidad.
  4. Los estudiantes reciben retroalimentación constante y puede adaptarse  y regular su aprendizaje.
  5. Los estudiantes acuden a clase después de haber hecho la tarea previa, listo para trabajar y convertirse en responsable de su propio aprendizaje .
  6. Los estudiantes emplean el tiempo de clase de forma activa y colaborativa para resolver problemas y la práctica de habilidades específicas para cada disciplina .
  7. Los estudiantes trabajan en equipo durante la clase lo que les permite escuchar puntos de vista alternativos y aportar sus habilidades y talento individual para la discusión o la mejora del trabajo del equipo.