Reflexionar para mejorar

Reflexionar para mejorar

Con julio llega el mes de las merecidas vacaciones estivales, pero también es el mes de los análisis de resultados, el mes de la reflexión pausada, el mes del estudio desinteresado que miles de profesores hacen en pro de una mejora en su labor docente y por supuesto el mes donde los ciclos de investigación-acción  constituidos por sus distintas fases: planificar, actuar, observar y reflexionar toman sentido. Julio es el mes de la reflexión a partir del análisis de la información recabada durante todo el curso pudiendo, de esa manera,  planificar mejor los tiempos, las actividades y los recursos para el próximo curso.

Muchos profesores al mismo tiempo que vamos desarrollando las unidades didácticas en el aula  recopliamos datos sobre el comportamiento y trabajo de nuestros alumnos mediante:

  • Observación participante utilizando formularios de observación estructurada y no estructurada.
  • Registro individual de respuestas de los cuestionarios de Google Formularios.
  • Trabajos producidos por los alumnos de forma individual y/o grupal.
  • Cuestionarios

Intentamos recabar las observaciones de cada sesión, estableciendo  preguntas claves como núcleo principal sobre el que anotar conductas y actitudes, completándolo con registros anecdóticos de algún acontecimiento significativo que nos puedan ayudar para posteriormente sacar conclusiones acertadas.

Habitualmente con los cuestionarios de final de curso nos centramos en la obtención de resultados en relación a la motivación, interés y actitud del alumnado, de la ayuda recibida por el profesor, de la autonomía e iniciativa personal y de la metodología empleada, qué aspectos les han parecido más interesantes y cuáles menos. Es curioso ver como cada curso los resultados van variando en función de los diferentes alumnos que pasan por el aula y de nosotros mismos.

A continuación os dejo algunas de las respuestas de mis alumnos sobre qué aspectos les ha gustado más del modelo Flipped durante este curso académico:

  • La atención que nuestro profesor pone en nosotros en todas las clases y el dinamismo de las clases al trabajar en grupo y con las nuevas tecnologías
  • Al tener que hacer los test o contestar preguntas podías revisar los videos y así aprendes más y se te quedan más claros los conceptos con los ejemplos.
  • Lo que más me ha gustado ha sido trabajar en grupo con mis compañeros porque se aprende y se trabaja más.
  • Que el temario está separado en bloques y tenemos las explicaciones en la web y podemos ver los videos cuando lo necesitamos.
  • Que ha fomentado la relación entre los compañeros y con los profesores.
  • Trabajar con la tecnología y en grupo porque las clases son más didácticas y prácticas y es un nuevo modo de aprendizaje.
  • Lo que más me ha gustado de este modelo es el poder estudiar con audiovisuales desde casa
  • Lo que más me ha gustado ha sido el utilizar los ordenadores para hacer los controles y los tutoriales de los profesores.

También se les solicitó que dijeran qué aspectos les había gustado menos::

  • Que algunos de los alumnos de los grupos no trabajan como otros
  • Que ha sido complicado a veces acceder a los videos.
  • Contestar los formularios en casa.
  • Que en el grupo habían compañeros que no trabajaban.

Normalmente durante las sesiones los alumnos se quejan más de alguna dificultad que encuentran al trabajar de forma colaborativa o de problemas con internet que del propio modelo Flipped Learning. Pero no por ello, debemos dejar de plantearnos qué aspectos podemos mejorar de la aplicación del modelo Flipped de cara al curso que viene para alcanzar el aprendizaje significativo de nuestros alumnos. Por ahora mantenemos como mínimo los cinco puntos básicos:

  1. Establecer objetivos de aprendizajes claros
  2. Asegurar el acceso a los videos
  3. Incluir actividades interesantes y motivadoras para los alumnos.
  4. Elaborar distintas versiones de cada evaluación
  5. Determinar los objetivos a alcanzar mediante la investigación y cuáles mediante la enseñanza directa.

Pero como hemos dicho antes, julio es el mes de reflexionar para mejorar y… todavía queda mucho julio.

Elí Gómez Oltra.

 










Un comentario

  1. Juan Madueño Criado 15 Julio, 2017 en 20:34- Responder

    Me ha gustado la metodología de ir compatibilizando las clases con material adicional, y las respuestas de los niños parecen indicar que a ellos también les resulta interesante.

    Aprender a trabajar en grupo es otra de las cosas que me ha gustado, y lo más importante, y que más me gusta del artículo: la evaluación constante y en círculo del método de enseñanza-aprendizaje, recogiendo tanto observaciones directas del profesor, como la propia opinión de los alumnos sobre el proceso.

Deje su comentario

8 − siete =


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
DESCARGA LA REVISTA
FLIPPED CLASSROOM DE ESTE MES
CONSIGUE LA CERTIFICACIÓN
INTERNACIONAL EN FLIPPED LEARNING
DESCARGA LA REVISTA
FLIPPED CLASSROOM DE ESTE MES