¿ Quieres formar parte de Flipped Classroom ? Participa

14
nov

1
csc

Cambiando la educación de arriba a abajo, un artículo sobre Flipped School en el NYT

Traducimos aquí un interesante artículo del New York Times sobre una Flipped School. Aunque es un poco largo, creemos que merece la pena dedicar 10 minutos a leerlo de una vez…

Hace ahora tres años, Clintondale High School , al norte de Detroit, se convirtió en un “escuela flipped ” – una escuela en la que los estudiantes ven las clases y lecciones  que otros maestros han grabado en cualquier lugar del país para luego, hacer lo que llamamos “tarea” en la clase . Estos videos los pueden ver en sus ordenadores, tablets y  teléfonos inteligentes.

En la clase, el tiempo se dedica a hacer proyectos, ejercicios o experimentos de laboratorio en grupos reducidos , mientras que el profesor va atendiendo y orientando a los grupos o de forma individual . Clintondale fue la primera escuela en los Estados Unidos en dar “la vuelta” por completo – todas sus clases ahora se imparten de esta manera.

Otro ejemplo es La Habana High School a las afueras  de Peoria, Illinois, en este caso, después de que el director de la escuela visitase Clintondale . En palabras del director de Clintondale , “más de 200 profesores han ido visitando su escuela durante los últimos meses”.

Es bien sabido ahora que la educación en línea está en auge. Ahora mismo se puede estudiar cualquier tema en un MOOC – (un curso masivo en línea y abierto) – desde las sumas mas simples, a la historia de la arquitectura china, pasando por la aerodinámica del vehículo. Los cursos son ofrecidos por universidades como Harvard y el MIT pero también por el adolescente que produce un video en la puerta frente a la suya. Entre los recursos mas conocidos están  Khan Academy , Coursera y Udacity. Pero mientras que los cursos en línea pueden hacer mejorar la calidad educativa y estar a disposición de cualquier persona por el precio de una conexión a Internet , también tienen el potencial de desplazar a los seres humanos , con todo lo que ello implica tanto para los profesores como para los alumnos.

Los modelos “puros” de educación online pueden resultar muy controvertidos. Pero el modelo FC es una estrategia en la que casi todos están de acuerdo. “Es lo único que escribo: “sobre como tener un amplio acuerdo positivo”, afirma Justin Reich , miembro del Centro Berkman para Internet y Sociedad en la Universidad de Harvard que estudia la tecnología y la educación. Provocar este cambio “de un tirón” es difícil, pero cada vez hay mas experiencias sobre la manera de hacer las cosas bien . Sus divulgadores más importantes no son funcionarios del gobierno y expertos académicos , si no Aaron Sams y Jonathan Bergmann, dos profesores de química de la escuela secundaria en Woodland Park, Colorado, que escribieron un libro titulado “Flip Your Classroom: Reach Every Student in Every Class Every Day”. Esta experiencia no ha sido rigurosamente estudiada ( la mayoría de las personas citan sólo este trabajo de investigación. ), pero otros muchos docentes están llevando a cabo este modelo  “para  utilizar la tecnología con objeto de humanizar el aula”.

Ninguna escuela ha realizado esta cambio tan drástico  hasta Clintondale . Comenzó por el propio Greg Green, el director, que había estado grabando vídeos sobre técnicas de béisbol y los publicaba en YouTube para el equipo de su hijo de 11 años de edad. Grabar el contenido permite a los niños a ver los videos varias veces para captar las ideas , y deja más tiempo para el trabajo práctico durante los entrenamientos .

Eso le dio una idea, y en la primavera de 2010 , diseñó su estrategia: Tenía un profesor de Sociales , Andy Scheel, que impartía a dos grupos similares y en uno de ellos aplicó el modelo FC . La clase en la que varió la metodología tenía muchos estudiantes que ya habían fracasado la clase, algunos varias veces.

Después de 20 semanas,  Green, Scheel afirmó que  a pesar de las desventajas  iniciales, los estudiantes implicados en la experiencia FC superaban a los estudiantes en el aula “control” . Ningún estudiante de la clase FC recibió una calificación menor a C + . El semestre anterior el 13 por ciento había fracasado. Este semestre , ninguno lo hizo. En el aula tradicional , no se produjo ningún cambio en el rendimiento .

Green se desplazó a Lansing, para reunirse con TechSmith , una compañía que diseñó el software de captura de pantalla que utiliza para sus vídeos de béisbol. ” “Quiero hacer toda una escuela “, dijo .”Me comentaron que nadie lo había intentado nunca con una escuela entera” .

No tenemos nada que perder“, afirmó Green .

Era cierto. La escuela había sido “calificada” como uno de las peores en Michigan. Ese año, más de la mitad de los estudiantes de noveno grado no había superado la asignatura de ciencias , y casi  la mitad la de matemáticas . El uso de software de TechSmith – donado por la empresa – para hacer videos , los profesores de noveno grado de Clintondale se dispusieron a modificar sus clases.

Los resultados fueron espectaculares: la tasa de fracaso en Inglés se redujo de 52 por ciento al 19 por ciento, la de matemáticas de 44 por ciento a 13 por ciento, en la ciencias, de un 41 por ciento al 19 por ciento, y la de sociales , del 28 por ciento al 9 ciento .

En el siguiente año, el otoño de 2011, Clintondale hizo el cambio completo – todos los grados, todas las clases. “En promedio nos aproximábamos a una tasa de fracaso del 30 por ciento”, dijo Green . “Con desarrollo del modelo, se redujo a menos del 10 por ciento. ” Las tasas de graduación aumentaron notablemente , y ahora son superiores al 90 por ciento. El acceso a la universidad pasó del 63 por ciento en 2010 al 80 por ciento en 2012″.

Los resultados en los exámenes estandarizados han fluctuado , subieron en 2012 y luego disminuyeron . Pero los funcionarios de educación del estado cuenta que el año pasado Clintondale tuvo una gran afluencia de estudiantes de Detroit , muchos de ellos provenientes de familias de bajos ingresos ( los resultados de exámenes estandarizados por parte de los estudiantes más pobres tienden a ser más bajos ). Hace tres años el 64 por ciento de los estudiantes Clintondale eran de bajos ingresos , y ahora lo son el 81%  . También debido a una peculiaridad administrativa, algunos estudiantes de alto rendimiento tuvieron sus  resultados  más recientes de las pruebas como parte de un consorcio de la escuela, y no como parte del propio Clintondale .

Aplicar este modelo en una clase cambia varias cosas. Una de ellas es lo que los estudiantes hacen en casa . Al principio , los maestros asignaban vídeos de 20 minutos , pero ahora se hacen más cortos – de seis minutos, hasta tres minutos. Que promueve el  re -watching . La escuela también utiliza archivos de audio y lecturas como tarea , y utiliza videos de la Academia Khan , TED y otras fuentes.

Jahya Dunbar , estudiante , dijo que su madre aprende con los videos de matemáticas junto a ella. ” A ella le gusta la idea de emplear la tecnología”, dijo. “Cuando hago preguntas , me puede entender. “Cada vez que tenía un problema en la tarea, que no podía hacer nada al respecto en el país “, dijo Luwayne Harris , un alumno de último curso . “Ahora, si tengo un problema con un video , puedo rebobinar y ver una y otra vez. Especialmente en comunidades de bajos ingresos , algunos estudiantes no tienen acceso a la tecnología que necesitan para ver vídeos . Los estudiantes con los que hablé dijeron que alrededor del 10 por ciento no lo hacen en casa – pero sí en la escuela.

Robert Townsend , profesor de la ciencia física de noveno grado , da a los estudiantes una semana para ver un paquete de videos y requiere que los estudiantes hagan breves cuestionarios en línea sobre los videos o tomar notas para mostrar a él durante clase.

Las aulas Flipped  requieren más creatividad y la energía por parte de los docentes. “No puedes estar sentado en tu silla, debes estar todo el rato moviéndote por el aula”, afirma Dameron. “Bastantes maestros que no son muy buenos,  son resistentes a este modelo- ya que están acostumbrados a mandar ejercicios continuamente  y así utilizan su tiempo en otras cosas que no tienen que ver con su trabajo como educadores”.

La crítica más seria sobre el modelo FC es que no es un cambio lo suficientemente  transformador. Queremos ir  todavía  más allá y otorgar a los estudiantes una mayor responsabilidad sobre su propio aprendizaje, acercarnos al ideal de la “personalización de la educación”  y satisfacer a cada estudiante en su propio nivel, habilidad, competencia y capacidad.

Comment (1)